Uso de la tecnología para elegir un bróker online

En los años anteriores hubo un desarrollo destacable del número de bróker que dan servicios en el mercado español. Un aumento que llegó a través de un incremento del ingreso, por parte del inversor español, a una más grande gama de productos y con las novedosas tecnologías facilitando la operativa desde algún gadget.

De hecho, bastante se mencionó en los últimos ejercicios de una viable cruzada de brókers tras la llegada de algunas empresas con comisiones ínfimas. Se debe tener unos criterios en el momento de elegir un bróker en el poner su seguridad.

 

Fiabilidad

A priori se ve visible pero no en todos los casos se cumple que el solicitado de custodiar nuestro dinero para realizar las operaciones sea serio, transparente y profesional. Aquí lo primero que va a existir que ver es si el broker está regulado y cuál es el organismo que lo supervisa.

 

Depósito. Tamaño de la operación y apalancamiento

A la hora de operar, los bróker on line pueden ofrecer una o varias cuentas para opera. Si ofrecen la opción de diversas cuentas es porque cada una de ellas mejora generalmente las condiciones de trading de los anteriores pero suele ser a cambio de una exigencia de depósitos inicial más elevada. Actualmente puedes comenzar a invertir online con depósitos de 100 euros o menos.

Todo inversor debe ser consciente de cuánto capital quiere asignar a sus inversiones y qué rentabilidad quiere conseguir. Siempre bajo la conciencia de que cuanto más grande sea la rentabilidad implica más peligro. Tienes que ser consciente de lo que puede pasar.

 

 Activos disponibles, plataformas y ejecución de órdenes

Hoy en día la mayoría de los bróker proponen la oportunidad de operar en diferentes mercados, por medio de una cantidad enorme de productos y con una interfaz de negociación que facilita publicar órdenes en un tiempo muy competitivo.

Es fundamental  asegurarse de que el bróker en el que iremos a confiar facilita invertir en esos activos (acciones, índices, cfds, futuros….) que nos atraen.

 

¿Qué comisiones deberemos abonar?

Invertir tiene un coste. Operar con un bróker supone tener que llevar a cabo frente a una secuencia de comisiones. Las más comunes son las de custodia, las de cobro de dividendos o las de compra-venta.

Algunas son de forma sencilla evitables, como la de custodia, otras, como las de compra-venta de valores, difícilmente tendremos la posibilidad de esquivarlas. Cuando evaluemos las comisiones de un bróker debemos fijarnos en dos puntos: por un lado, que los costos no sean desproporcionados (lógicamente, cuanto menos paguemos en criterio de comisiones, más rentabilidad se va a poder conseguir de las operaciones); y, por el otro, que las tarifas sean correctas para el tipo de inversión que deseamos hacer.

Por ejemplo, según http://mejoresbrokersonline.net/broker-naranja-ing-direct/ ,

ING Direct redujo hace poco las comisiones del Bróker Naranja, con el que se puede operar con acciones y ETF en la bolsa de España, de América, en la del Reino Unido y en otras bolsas de Europa, como la alemana o la francesa.

Además, los individuos del Bróker Naranja de ING Direct no tienen que abonar comisión de custodia si hacen por lo menos una operación al semestre y tampoco tienen que llevar a cabo frente a la comisión por cobro de dividendos.

Share this post